Leche merengada

La leche merengada es una receta que se puede utilizar como postre o bebida fría. De cualquier forma aprovechamos las ventajas del calcio propio de alimentos lácteos. Es una receta típica de España y un regalo de los abuelos. Perfecta para disfrutar en cualquier ocasión, especialmente durante los días de verano.

¡A buscar los ingredientes!
Los ingredientes para preparar la leche merengada son simples y económicos, así que con poco dinero puedes sorprender a los pequeños.
• 500 ml. de leche entera
• 5 cucharada soperas de azúcar
• Piel de un limón
• 2 ramas de canela
• 2 claras de huevo
• Canela en polvo

Pasos para elaborar la leche merengada
Cuando pele el limón para tomar la piel, fíjese de no agarrar la parte o carnosidad blanca para no amargar la bebida.

Tome una olla y ponga a calentar la leche a fuego medio, agregue la cáscara o piel del limón. De igual manera incorpore el azúcar y una rama de canela partida por la mitad. No deje que hierva. Cuando ya esté a punto de alcanzar la ebullición retire unos minutos del fuego. Luego vuelva a colocarla en el fuego hasta que hierva. Retire y tape para dejar en la reserva.

Verifique que la leche esté completamente fría y proceda a colarla. Lleve al congelador mientras termina el proceso; pero esté pendiente de que la leche no se congele.

Ahora le corresponde batir las claras de huevo hasta alcanzar el punto de nieve. Esta espumosa mezcla se une a la leche y viertes en un molde. Antes de servirla se bate bien.

Un consejo saludable
• La mejor manera de saborear la leche merengada es helada servida en vasos o copas.
• El secreto para una textura perfecta es lograr el punto perfecto con las claras de huevo.
• Puedes espolvorearle canela por encima y colocar la otra ramita de canela como adorno. La presentación del plato es importante.
• Para darle mayor color y mejorar su presentación se puede adornar con frutas del bosque.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *